Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

lunes, 11 de abril de 2016

Reseña Nº 65: Neverwhere

Fantasía: Neverwhere (1996)


Neil-gaiman
Neil Gaiman
Sello: Roca editorial
Editorial Penguin random house
414 páginas
ISBN: 978-84-9918-961-1
Fantasía urbana

¿Alguna vez te has preguntado si hay algo más? Ir a la Escuela o a la Universidad, tener un empleo, conocer a una chica o chico, casarte y tener hijos y seguir la vida como todo el mundo. ¿No hay nada más? Esta misma pregunta se la hace Richard Mayhew. 

Él es un ciudadano típico de Londres, tiene una trabajo estable, una hermosa y guapa prometida. Un departamento con lo necesario para vivir. Es una vida perfecta. Claro, que con sus pequeños episodios de estrés, algunas discusiones con su novia, presiones en el trabajo y un anillo de compromiso estrafalariamente caro. Pero todo va a cambiar para Richard.

En uno de esos días en que todo sale mal siempre pasa algo que lo hace aún peor. Mientras camina con su prometida en dirección hacia una importante cita de negocios, de la nada se abren unas puertas  en plena calle y dejan caer a una extraña niña al suelo, envuelta en harapos y empapada en sangre. Lo que haría cualquier ciudadano normal sería ignorarla y seguir su camino o tal vez llamar a una ambulancia. Pero Richard la toma en sus brazos y la lleva a su casa para auxiliarla.
Ser un buen samaritano termina costándole a Richard su vida perfecta, ya que nunca más podrá volver a su rutina. Acaba de entrar en el mundo de los ignorados, el lugar de las cosas perdidas, de tiempos y glorias lejanas, donde habitan los marginados, los olvidados. Acaba de sumergirse de lleno en Neverwhere.

A medida que Richard se va dando cuenta de que su vida ya no podrá ser la misma, poco a poco toma conciencia de que la sociedad vive ciega ante la realidad, existen cosas más allá de lo que vemos a diario y que están justo bajo nuestros pies. Existe un mundo en las cloacas, en los túneles y estaciones de metro olvidadas, en las grietas y en los callejones más oscuros y en antiguas construcciones.

Londres es una ciudad que tiene mucha historia, la ciudad fue creciendo y a medida que esto sucedía muchas construcciones fueron quedando enterradas y relegadas en el pasado, dando nacimiento a este Londres alternativo, conocido como Londres de Abajo. Un lugar donde la realidad y la fantasía se mezclan para maravillarnos.

Este mundo tan peculiar está hecho de cosas olvidadas, de deshechos y desperdicios, de lo que ya a nadie le importa en el Londres de arriba. Sus habitantes son realmente inimaginables, es un derroche de imaginación por parte del autor, toma a los mendigos y vagabundos, a la gente que vive marginada por la sociedad, esa gente que nadie ve y que inmediatamente es ignorada, y los convierte en seres misteriosos y estrambóticos, con particularidades únicas, amigos de las ratas y las palomas. Deslizando una crítica social a lo que ocurre en todas las grandes urbes del mundo.

En el Londres de abajo no hay leyes, es un lugar peligroso e inhóspito, húmedo y oscuro. Una persona común y corriente moriría en un par de horas. A pesar de todo existe una especie de organización, hay sectas y un sistema de baronías y feudos. Pero no de esas que viven en lujosos palacios y nadan en riquezas, sino de aquellas donde abunda la pobreza, el oportunismo y el reciclaje. Es un mundo desesperanzador, decadente y cruel, donde además existen lugares aún peores que nadie se atreve a visitar.

La chica rescatada por Richard se llama "Puerta", es una niña en transición de convertirse en mujer, su familia ha sido asesinada y ella también es perseguida para sufrir el mismo destino que los suyos. Y aunque evita involucrar a Richard en su afán de encontrar al asesino, éste termina inevitablemente ayudándola. Claro, no por voluntad propia, ya que desde que la salvó ha pasado a ser un nuevo habitante del Londres de abajo. 

A partir de ese momento a Richard le queda como única alternativa acompañar a Puerta en un viaje para encontrar a la persona que está detrás de la muerte de su familia y tal vez así encontrar la manera de volver a recuperar su vida en la superficie.

"No puedes volver. Es una cosa o la otra. Nunca nadie ha podido tener las dos"

Unos sicarios profesionales del submundo persiguen a Puerta y a Richard por lo que requieren de ayuda para poder emprender el viaje. Puerta contacta a un viejo amigo de la familia, el Marqués de Carabás, un extravagante hombre que viste de una forma muy particular con un carismático abrigo. Es un conocedor experto del submundo y todas sus artimañas, se dedica a pedir y devolver favores, se le conoce como extorsionador, ladrón y estafador. La primera sugerencia del Marqués es encontrar un guardaespaldas, que luego se unirá a sus filas.

Es difícil que yo simpatice con los antagonistas de una historia pero los sicarios que persiguen a Puerta y sus amigos son simplemente geniales, imposible no quererlos. Son dos tipos que visten trajes elegantes pero de tiempos pasados, muy desgastados. Croup y Vandemar. El primero de aspecto vulpino y el segundo lobuno. De cabellos aceitosos y dientes afilados, son socios y son completamente letales, no perdonan a nadie, hablan de forma muy cortés y elegante utilizando constantemente circunloquios; sus diálogos siempre resultan ser muy graciosos y macabros.

"Que algo sea gracioso no quiere decir que no sea peligroso"

Son extraordinariamente rápidos es como si no pertenecieran a esta dimensión desplazándose a su antojo por el espacio tiempo. Aunque corras con todas tus fuerzas y creas que los despistaste en el último túnel, no puedes estar tranquilo porque ellos ya te están esperando en la próxima esquina para desgarrarte la garganta de un zarpazo.

-Croup y Vandemar -ladró- Arrancamos ojos, retorcemos narices, perforamos lenguas, partimos mentones, rajamos gargantas".

Utilizando el misterio que envuelve la muerte de los padres de Puerta y ocultando la identidad de la persona que mandó a matarlos hasta el final, Gaiman nos da un recorrido por todo este fantástico mundo subterráneo, mostrándonos algunos de sus miles de peligros y sus más pintorescos personajes, que en más de una ocasión socorren al grupo. El final es muy abrupto, he leído que es una característica típica de Gaiman que prioriza el desarrollo y la aventura al desenlace. Pero es un final increíble a la altura de la novela que me dejó muy satisfecho, dejando unas páginas al final que parecen ser una suerte de epílogo mostrándonos el destino final del protagonista.

La lectura en un comienzo se hace vertiginosa, es muy adictiva, pero poco a poco se va calmando para darle profundidad a los personajes, sin dejar de entretener, hay mucho humor en sus páginas, te saca grandes sonrisas y realmente emociona.
Es una novela autoconclusiva que no tiene segunda parte, pero al parecer el autor quiere volver a darle vida, ya en esta nueva edición incluye de forma anexa un pequeño cuento sobre unos de los personajes de la historia titulado: De cómo el Marqués recuperó su abrigo. Esta edición es bien especial porque la anterior publicada en la década de los noventa dejó de estar en circulación por término de contrato con la editorial y los fans no podían encontrar una versión en español. Además ha sido revisada y corregida por el autor incluyendo una carta a los fans en castellano.

Si te gusta la fantasía, el misterio y las cosas absolutamente originales, no puedes dejar de leer esta historia.

Muchas gracias a la editorial Penguin Random House Chile por el envío del ejemplar