Si te gustó el contenido del blog me harías un gran favor siguiéndome

domingo, 22 de octubre de 2017

Reseña Nº186: Juego de tronos

Juego de tronos (Canción de hielo y fuego I)

ricardo-carrion
George R. R. Martin
Debolsillo
800 páginas
Fantasía épica

El mundo de los siete reinos tiene los típicos rasgos medievales de toda fantasía épica. Grandes castillos que dominan pueblos pequeños dedicados a la agricultura. Todo muy alejado de la modernidad, en donde la naturaleza se extiende dominando amplias áreas. Los personajes se desplazan principalmente por medio de caballos y luchan entre ellos con armas de metal, como espadas y lanzas. Pero en esta historia la naturaleza tiene algo más que decir, ya que el invierno puede durar toda una vida, y el verano apenas unas décadas. 

"El viento soplaba con fuerza, y parecía más frío que antes. El espíritu del verano se estaba agotando". Pág. 538. 

En cuanto a la organización social. Hay un rey como figura principal, el cual gobierna los siete reinos, pero cada uno de ellos tiene una familia noble que lo administra, conformando diferentes casas. Pero las casas no solo están compuestas por nobles, requieren también de un amplio andamiaje de sirvientes para funcionar, como consejeros, mayordomos, capitanes de guardia, maestros de armas, guardias, caballerizos, mozos de cuadras, etc. Cada casa conforma una verdadera corporación. Además, hay casas menores que se someten al vasallaje o juran fidelidad a las casas más poderosas. Así, Martin teje una red organizacional tremenda en donde se predispone a jugar con sus personajes: al juego de tronos. 

"Cuando se juega al juego de tronos, solo se puede ganar o morir. No hay puntos intermedios". Pág. 469.

Para comenzar con la partida, nos sitúa en Invernalia, sede del Reino del Norte. Desde ahí nos da a conocer los principales miembros de la familia Stark, los soberanos del norte: Ned Stark y Catelyn Tully. Ellos tienen tres hijos (Brandon, Robb y Rickon) y dos hijas (Sansa y Ayra). Ned, también tiene un hijo bastardo llamado Jon Nieve. La casa Stark tiene como blasón un lobo huargo gris. 

Al parecer, reina la paz en el mundo desde que Robert Baratheon se coronó como Rey. Pero todo comienza a desmoronarse cuando el mismo Robert llega a Invernalia. Su objetivo es ofrecerle a Ned ser la Mano del Rey. El anterior poseedor del cargo, era un gran amigo de Ned y del Rey, su muerte sucedió en extrañas circunstancias. Por ningún motivo Ned aceptaría el cargo de Mano del Rey, pero las ansias de investigar la muerte de su amigo lo impulsa a aceptar. Así, comienza a moverse la maquinaria del juego de tronos. Ned, como Mano del Rey, debe permanecer a su lado y ayudarlo a gobernar y tomar desiciones, por lo que se debe desplazar a la sede del reino: "Desembarco del rey".

"El que ejercía el cargo de mano del rey era el segundo hombre más poderoso de los Siete Reino". Pág. 54

Con él se lleva a sus hijas, dejando a Invernalia a cargo de su hijo mayor Robb y de su esposa Catelyn. Pero no todo funciona como debería ser. Las razones por la que murió la antigua Mano del Rey, ahora alcanzan a Ned y a Catelyn, lo que desmoronará no solo la paz del reino sino la de su propia familia. Pero una amenaza más grande se cierne sobre todos, una magia ancestral está resurgiendo desde el norte, y con ella, antiguos enemigos del hombre vuelven desde tiempos olvidados. Lo único que queda de aquellos tiempos, es una antigua construcción, un muro enorme y extenso, que servía antiguamente como barrera contra aquellos misteriosos seres, custodiado por la guardia de la noche. 

"Se acerca el invierno". Pág. 31

La historia de Martin tiene una gran profundidad. Son varios los hilos argumentales que se van presentando y desarrollando a lo largo del libro para tejer una trama grandiosa y compleja. 
Para que cada hilo se relacione con el otro, cuenta con la organización social en formato de casas nobles y vasallaje. Una sola vibración en la hebra, afecta a todo el tejido. Una deshonra o injusticia a una casa, activa inmediatamente los favores de unos y las enemistades de otros. Y en este caso, ese primer impulso que pone en movimiento a los personajes y la historia, es la muerte de Jon Arryn, la Mano del Rey de Robert Baratheon. Pareciese, que todas las relaciones entre las principales casas del reino, se mantienen en un delicado equilibrio. Y la muerte de Arryn, no hace más que romperlo y desatar el caos y la guerra. 

Para ir mostrando el desarrollo de todas las subtramas, utiliza el formato de novela coral, donde relata en capítulos cortos, el punto de vista de cada personaje principal. Sumado a esto, reparte a los personajes por los siete reinos, y los coloca en posiciones estratégicas. Desde ahí, utilizando sus puntos de vista, nos da un visión periférica de todo lo que acontece en ese extenso territorio.

Lo que hace realmente entretenido el libro, es que en todos los capítulos pasa algo. Hay tantos personajes y tantos sucesos, que tiene una gran diversidad de posibilidades para ir dando giros a cada instante. Si es necesario, prescinde de los personajes, matándolos, lo hace sin problemas. Lo importante es que suceda algo y que la historia tome impulso.

Las intrigas y traiciones, motivadas por el ansia de poder, marcan el ritmo de los acontecimientos; hacen interesante la historia. Pero, de fondo, hay sucesos mágicos que poco a poco van tomando fuerza y le dan otro carácter. En un mundo completamente dominado por los humanos, antiguas y fantásticas criaturas comienzan a resurgir del pasado. Los mitos y leyendas cobran vida. 

En general, me la pasé bien leyendo el libro. La mayoría de los capítulos son entretenidos, salvo los de Daenerys y Sansa, que son los que tienen menos ritmo. Los demás, tienen la ventaja de que  en ellos suceden muchas cosas. Pero como es una saga, solo nos presenta los inicios de los hilos argumentales y no cierra ninguno al final, todos quedan abiertos para proseguir en los otros libros. A un lector de sagas largas no creo que le incomode, pero a mí me molestó mucho. Luego de casi 800 páginas, esperaba que sucediera algo definitivo, pero no pasó absolutamente nada, convirtiendo al primer volumen de la saga, en un libro demasiado introductorio. Hace demasiados rodeos y no va nunca al punto, y por lo larga y extensa que se ve la historia, creo que todos los libros seguirán el mismo patrón. Por lo cual, no creo que siga leyendo más de Canción de hielo y fuego. Lo recomiendo a personas que quieran leer todos los libros, que les guste encariñarse con los personajes y seguir sus aventuras sin límite. Yo por mi parte, detesto los rodeos y que no se solucionen los problemas que se plantean. No pienso esperar dos o tres libros más para que me den respuestas. 

Ricardo Carrión
Administrador del blog


lunes, 16 de octubre de 2017

Reseña Nº 185: Hidalgos del mar

Hidalgos del mar

ricardo-carrion
Jorge Inostrosa (1919-1975)
Editorial Zig-Zag
253 páginas
Novela histórica

No trasladamos al 28 de marzo de 1879. Chile ya había invadido Antofagasta, que en esos tiempos era territorio Boliviano. Instaurando con su fuerza terrestre una barrera defensiva y ofensiva en los límites del río Loa, denominada "La línea del Loa". La guerra contra Bolivia era inevitable, en esa instancia, el pacto entre Perú y Bolivia entró en vigencia, formando una alianza. Chile debería enfrentarse a estas dos naciones. 

Las fuerzas terrestres definirían este conflicto bélico, pero el transporte de tropas, municiones y armas dependía del medio marítimo, es por eso, que las escuadras de Chile y Perú tendrían un papel estratégico en el inicio del conflicto. 

En ese ambiente, Arturo Prat, ya ascendido a capitán de fragata, estaba completamente alejado del mar por desiciones administrativas. Se encontraba muy triste por no poder participar de la guerra y así defender a su país. Tenía que conformarse con un pasivo trabajo de escritorio en tierra. Era ayudante de la Comandancia General de la Marina, con sede en Valparaíso. Dicho empleo lo logró por sus estudios de abogacía. 

Pero el destino le tenía reservada una sorpresa al abogado y capitán Arturo Prat. El presidente de Chile de aquellos tiempos, Aníbal Pinto, designó a Rafael Sotomayor, superintendente de la casa de Moneda, como sus ojos y voz en el foco del conflicto. Así, Sotomayor, contando con poderes especiales y toda la confianza del presidente, se dirigía a Antofagasta para encontrarse con el contralmirante Juan Williams Rebolledo, quien tenía bajo su mando a la escuadra chilena. Pero antes de partir, Sotomayor requería de un secretario, un hombre con cualidades muy específicas:

"Preciso de un hombre que sea inteligente, prudente y de mucha iniciativa". Pág. 22.

Luego de una recomendación, Arturo Prat fue elegido para el cargo, y pudo salir de su depresiva inactividad para comenzar a formar parte de la defensa de su país, y sobre todo, volver al mar que tanto extrañaba. 

El plan de Chile era bloquear el puerto de Iquique, que en aquellos tiempo era peruano, con sus mejores buques de guerra, para así, lastimar económicamente a Perú, obligando a sus acorazados salir del Callao para enfrentarse con los chilenos. Chile contaba con barcos de madera como corbetas, cañoneras y goletas más dos fragatas blindadas: Cochrane y Blanco encalada. Perú lo igualaba en poderío con los blindados: Huáscar e Independencia. Un enfrentamiento directo entre ambas escuadras hubiera sido muy reñido. 

Pero por malas decisiones, desperfectos y poco poder organizativo por parte del Gobierno de Chile, la escuadra nacional se divide, dejando solo a dos barcos manteniendo el bloqueo en Iquique, mientras el resto, incluyendo los blindados, se dirigen a cumplir una misión. Dejando indefensas a la averiada corbeta Esmeralda y a la pequeña goleta Covadonga, dos barcos de madera con poco poderío militar. Como también se llevaron a los mejores marinos, decidieron dejar a los jóvenes grumetes y a todo aquel que consideraban un estorbo, como al suave teniente Uribe, aficionado a los versos, un artista más que un marino, o al guardiamarina Riquelme, que no dejaba de tocar su violín ni de pensar en su novia. Y a cargo de los buques quedaron al que trataban de "capitán-literato", Arturo Prat, y al indisciplinado Carlos Condell. 

"Está de más insistirle sobre la responsabilidad inmensa que dejo sobre sus hombros, capitán Prat. Debe mantener el bloqueo a toda costa". Pág. 65. 

El destino quizo, que cuando estos débiles barcos mantenían el bloqueo en Iquique, aparecieran los dos blindados peruanos a combatirlos. Los dos buques de guerra más poderosos del Perú, versus las dos naves más débiles de Chile, un combate desigual, pero que demostró el valor de Arturo Prat y los suyos, al punto de convertirlos en héroes nacionales. 

"Muchachos, la contienda es desigual; pero ánimo y valor. Nunca se ha arriado nuestra bandera ante el enemigo y espero que esta no sea la ocasión de hacerlo. Mientras yo viva, flameará en su lugar, y si yo muero, mis oficiales sabrán cumplir con su deber. ¡Viva Chile!" Pág. 102.

Desde ese momento el relato se vuelve una seguidilla de encuentros y persecuciones entre las escuadras de Perú y Chile. Protagonizado siempre por el temible y escurridizo Huáscar, comandado por el hábil almirante Miguel Grau. Fueron seis meses los que duraron su captura. En ese tiempo, se dedicó a destruir líneas de comunicación, estaciones y naves de combate en puertos chilenos. 

"...estoy desesperado por la impotencia. Hasta en sueños se me aparece el Huáscar espolonéandome el pecho". Pág. 213. 

El relato de Inostrosa, se mueve con una gran destreza entre las acciones del Huáscar y los constantes desvaríos y fracasos del gobierno chileno por detenerlo, un gobierno que no estaba preparado para la guerra. El autor, constantemente nos presenta pequeños cuadros de las discusiones del presidente Aníbal Pinto con sus ministros, y los comunicados vía telégrafo con que definían las acciones de la escuadra Chilena. 

Las escenas de lucha directa son realmente sorprendentes, Inostrosa es realmente preciso y minucioso a la hora de relatar los encuentros. No se amilana al describir la crudeza con que una granada de cañón estalla y destroza los cuerpos de los marinos. Realmente refleja el horror de la guerra y el valor que se debe tener para protagonizarla. 

A partir de los diálogos con los que ficciona los datos históricos, tan cuidadosamente recopilados, logra dar humanidad a esos personajes estáticos, que solo conocimos por fotografías de las clases de historia. Las acciones de los marinos, tanto peruanos como chilenos, dejan ver el honor del hombre de mar, que lucha con valentía respetando al rival, siendo siempre la táctica y la estrategia el arma para obtener la victoria, y no los juegos sucios. 
Todo esto acompañado por una narración cargada de emotividad, da un resultado magnífico a la hora de leer esta novela. Me parece una excelente forma de conocer nuestra historia, y de recordar, además, a un escritor tan destacado como Jorge Inostrosa. 

Muchas gracias a Editorial Zig-Zag por el envío del ejemplar

Ricardo Carrión
Administrador del blog

martes, 10 de octubre de 2017

Reseña Nº 184: El oro de la corona

El oro de la corona 

ricardo-carrion
Sara Bertrand
Editorial Zig-Zag
Colección Viento joven
128 páginas


Martín tiene doce años, vive en Valparaíso. A su edad es muy inquieto y se cuestiona ciertos aspectos de su vida, como la de tener un padre ausente. Sus amigos se burlan de él, y eso no hace más que acentuar su dolor. 

"¿Qué le costaba aparecer una vez? Con eso bastaría para callar a tantos y demostrar que él no era una hijo de nadie". Pág. 8.

A Martín le gusta pasear solo por el puerto después de salir de la escuela, a pesar de las advertencias de su madre. Un día,  observando el trabajo de los pescadores, es tomado por sorpresa y llevado a la fuerza, por un misterioso personaje hacia una casa de dos pisos ubicada en el cerro Barón. Allí es obligado a prestar ayuda en un robo. En esta penosa situación, Martín conoce a Alice Petersen Brown, una chica de su edad, que viene desde Inglaterra, y que es la nieta de Nicholas Brown, un viejo lobo de mar inglés, dueño de la casa. El encuentro con Alice, de alguna forma lo ayuda a liberarse de su captor, pero al mismo tiempo, comienza a sentir esos impulsos juveniles del amor.

"Entonces se dio cuenta que en sus doce años de vida, jamás había visto una niña tan linda." Pág. 21.

Luego de una una seguidilla de sucesos, cuando la situación ya se encontraba bajo control, Martín termina por enterarse de grandes revelaciones, como que su familia y la de Alice, tienen lazos en común desde el pasado, y lo más sorprendente: la misteriosa desaparición del abuelo de ella, que al parecer involucra una vieja historia de un tesoro oculto en Chiloé.

"-¿El oro? ¿Qué oro? -le preguntó Alice a su madre.
-El oro que la Corona Británica supuestamente escondió en Chiloé." Pág. 35.

En las indagaciones por hallar a Nicholas Brown, Martín irá encontrando ciertas pistas que le orientarán en la misteriosa ubicación del tesoro. Junto a su amigo José y Alice, comienzan una gran aventura que los llevará desde los cerros de Valparaíso hasta la mítica isla de Chiloé. Aventura que inevitablemente involucrará a su madre, a los padres de sus amigos, y a unos misteriosos agentes de la corona británica.

"-¿Siempre eres así?
-¿Así cómo?

-Valiente, queriendo resolver misterios...

-Quizás cuando pierdes a alguien, pierdes el miedo." Pág. 26.

La extraña desaparición del abuelo de Alice, le da el impulso a la novela. Todos los personajes se mueven gracias a ello. Lo que está directamente relacionado, con el misterioso paradero del oro de la corona británica. Nada mejor que un tesoro para despertar la curiosidad de los jóvenes lectores.

Todo se desarrolla en Chile, pero en dos localidades muy particulares. Tanto Valparaíso como Chiloé, por su contacto con el mar, tienen habitantes que han llegado a Chile de otros países a través de la vía marítima, como por ejemplo, Inglaterra. Y es por medio de estos personajes foráneos, como la autora va enriqueciendo la novela, ya que su idioma y costumbres destacan dentro del comportamiento común del chileno. Con ello, logra captar el interés del lector, sobre todo en los diálogos, donde alterna el idioma español, con pequeñas frases simples en inglés.

"-Y usted -dijo Alice- es la peor de todas, you have no excuses." Pág. 97.

Cada personaje tiene un comportamiento acorde a sus orígenes y a su edad. Como se trata de una novela juvenil, los protagonistas sufren las típicas inquietudes de los chicos de su edad. Sus actitudes y desiciones, muchas veces se dejan influir por sus sentimientos y conflictos internos, como las típicas rencillas entre amigos cuando hay una chica de por medio.

"A José le parecía inverosímil que una chica tan linda fuera verdadera y que estuviera sentada tan cerca suyo". Pág. 52.

La historia está estructurada de tal forma que resulta rápida de leer, con muchos diálogos y transiciones dinámicas, todo el tiempo están sucediendo cosas, evitando caer en lagunas o en descripciones innecesarias. Sobre todo cuando ocurren grandes desplazamientos. Los viajes entre Valparaíso y Chiloé, se concretan de forma precisa, sin explayarse innecesariamente en preparativos y desplazamientos, manteniendo siempre el buen ritmo de la novela. El final es muy bueno, debido a la resolución de los misterios de la historia, y a unos giros inesperados. En conclusión, es un libro ideal para encantar al público juvenil y adulto.

Muchas gracias a Editorial Zig-Zag por el envío del ejemplar

Ricardo Carrión
Administrador del blog


viernes, 6 de octubre de 2017

Tres libros para comenzar a leer a Ernesto Sabato

Libros para comenzar a leer a Ernesto Sabato


Uno de mis autores favoritos es el argentino Ernesto Sabato. Es reconocido mundialmente por su novela El túnel. 
Escribió tan solo tres novelas, las cuales forman una trilogía: El túnel, Sobre héroes y tumbas y Abaddón el exterminador. Al ser una trilogía, es recomendable leer los libros en orden, por lo que leer "El túnel" es siempre la primera opción de recomendación, además, es autoconclusiva, aunque sus ideas se extienden al segundo libro; se puede leer individualmente. Sabato escribía novelas para liberarse de sus conflictos interiores. Personajes siniestros como Juan Pablo Castel o Fernando Vidal Olmos, lo acosaban en su mente. Sus novelas son una tormenta difícil de interpretar. 

Pero cuando escribía ensayos y memorias, lo hacía con claridad, sus ideas siempre siguieron la misma línea: la preocupación por el destino del hombre. Se podría decir que la piedra angular de su pensamiento es el ensayo: "Hombres y engranajes (1951)", pero no puedo recomendarlo abiertamente por ser una lectura más densa, en donde utiliza un lenguaje erudito, lo escribió siendo muy joven, cerca de los cuarenta años. 

Es por eso que cuando quiero que las personas lean sobre sus ideas, recomiendo libros que escribió cuando rondaba los ochenta años. La edad avanzada le otorgó una prosa mucho más sencilla pero igual de profunda, muy amistosa para todos los lectores. Es una forma ideal para iniciarse con su pensamiento, a pesar de ser sus últimos libros escritos. Por lo mismo, traen mensajes que el propio Sabato envía a las personas, sobre todo a los jóvenes. Estoy hablando de "La resistencia (2000)" y "Antes del fin (1998)".

Recomendación de novela: El túnel (1948)



La historia está narrada en primera persona por el pintor Juan Pablo Castel. En esta obra Sabato rompe con la estructura tradicional de la narración, ya que el protagonista confiesa nada más comenzar que ha cometido un crimen, ha asesinado a María Iribarne. El asesinato ya ha sido cometido; nos anticipa el final de la historia. Lo realmente interesante se encuentra en el por qué del asesinato. Juan Pablo Castel nos cuenta con lujo de detalles sus motivaciones.

Nos encontramos entonces con un protagonista introspectivo, que nos abre la puerta de par en par a sus más intrincados pensamientos, de esta forma la novela toma tintes psicológicos. 
La personalidad de Castel inmediatamente llama la atención, es caprichoso, egoísta, altanero, contradictorio, asocial, apasionado; completamente desesperado por su soledad, que lo lleva a veces hasta los límites de la violencia y otras a rebasarlos. Además es sumamente analítico, razona movimientos, palabras, pensamientos de una forma muy obsesiva. Estas características le otorgan a la narración una gran intensidad y una gran ritmo que en ningún momento decae. Además Castel nos cuenta la historia de su crimen alternando sus monólogos con diálogos cortos que agilizan la lectura. Es por eso que me parece el libro idea para comenzar a leer las novelas de Sabato. 

Recomendación de ensayo: La resistencia (2000)



A través de cinco cartas, Ernesto Sabato se refiere al hombre y a la crisis de nuestra sociedad, en donde el proceso de secularización acabo con los rituales de los muertos, los relatos y las creencias. Pone énfasis en nuestro actual sistema de vida: un mundo acelerado donde no hay tiempo para detenerse, donde no dialogamos entre nosotros, donde los niños ya no juegan en los espacios públicos. Cada día vivimos más encerrados, preocupados por el dinero y le necesidad de sobrevivir en una sociedad que nos consume, que nos agobia y no nos deja respirar. No podemos bajarnos de este tren que corre a máxima velocidad, tenemos hijos, padres, familia que cuidar. El hombre se está convirtiendo en un objeto, en una cosa, un engranaje más de la maquinaria económica. ¿Cómo podemos escapar de este sistema de vida? Es la desesperada pregunta que lanza Sabato. Y su respuesta es "Resistir". 

Aferrándonos a lo poco humano que nos ha dejado la vorágine del mundo moderno, aprovechando los pequeños momentos de libertad que nos quedan, son las cosas las que nos salvarán: un abrazo, una mirada, la familia, los amigos, la solidaridad. Haz algo por el prójimo, salva a los animales, cuida de la naturaleza. ¡Resiste! Dale a la vida un espacio para que pueda florecer el espíritu humano. 

Recomendación de ensayo: Antes del fin (1998)



Más que un ensayo, es un testamento espiritual, como el mismo autor lo afirma. En donde nos cuenta a través de episodios de su vida, cómo el auge tecnológico sólo ha hecho acrecentar el trabajo del hombre provocando desigualdad y hambrunas. Llegando a una desesperanzadora conclusión: todos hemos sido derrotados. 
El progreso, la tecnología y el dinero han arrasado nuestra humanidad; ya no podemos evitarlo, hemos sido derrotados. Han triunfado, el racionalismo, el materialismo y el individualismo. Pero queda esperanza, y está en nosotros rescatarla.

Él nos propone un "pacto entre derrotados", en especial a los jóvenes, porque él confía en ellos. Les habla directamente y sin preámbulos: aunque caminemos en este mundo sin sentido, aunque nuestra vida pase por momentos difíciles, debemos ser capaces de ayudar a los demás, a los necesitados. Abandonar el individualismo y rescatar los antiguos valores que se han perdido con la devastación de la tecnología y el dinero; olvidarnos de competir entre nosotros.
Debemos alegrarnos por las buenas cosas que les pasen a nuestros semejantes, generar una sonrisa donde antes había tristeza. Rescatar estás pequeñas cosas antes de que todo desaparezca y no quede nada, esto es fundamental para salvar el espíritu humano.
Es un libro de muchas reflexiones, que sin duda logrará el propósito de transmitir el mensaje desesperado del autor.

En conclusión, de sus novelas recomiendo leer "El túnel" y de sus ensayos "La resistencia" y "Antes del fin". Espero se animen a leer a Ernesto Sabato, sobre todo estos dos últimos ensayos, se los recomiendo mucho, no se arrepentirán.

Ricardo Carrión
Administrador del blog

jueves, 5 de octubre de 2017

Reseña 183: ¿Has visto?

¿Has visto?

ricardo-carrion
Istvansch
Editorial Zig-Zag
Colección Ojo Piojo
24 páginas
Literatura infantil

El escritor, ilustrador y diseñador argentino Istvan Schritter (Istvansch), ha sido uno de los precursores en la elaboración de los libros álbum, considerados como un género dentro del campo de los libros ilustrados. 

En ¿Has visto? logra proponer a los lectores un desafío para hacerlos cómplices, transformándolos de lectores pasivos a lectores activos.  Los impacta, ya que se encuentran de frente con diversas páginas que no tienen absolutamente nada más que un solo plano de color (blanco, rosado, rojo, naranja, amarillo, café, verde, azul, violeta y negro). Aquello desconcierta al lector, y lo impulsa a leer el texto para comprender el juego al que está invitado a participar, a buscar algo que existe en su mente. 

"Cuando veas un plano de color, no dudes en mirarlo atentamente, puede que de esa superficie -pareja y de apariencia vacía- salga un mundo inmenso a descubrir".


El libro álbum carece de sentido si no se utilizan en combinación, la parte escrita y la visual. El texto actúa como un instrumento que construye formas en el plano de color. Incentiva al lector a ejercitar su imaginación, alejándolo de las explicaciones racionales. Las letras se pueden convertir en un lápiz que dibuja, en una tijera que corta o en la brocha de un pintor; definen límites, creando formas en el plano. El texto que aparece en las páginas, se mantiene en las esquinas, para dejar el mayor porcentaje visual a las páginas a color. 

¿Has visto la rana VERDE
con su perejil VERDE
sobre la lechuga VERDE
en medio de la selva VERDE? 
(¡Oh! ¡Qué bella imagen!)


Istvansch apuesta por fomentar la lectura por medio de la necesidad; crea la necesidad de leer sin que el lector sea consciente de ello, no invita a leer de forma explícita, sino que disfraza esa invitación, la camufla como a esos personajes y elementos que aparecen en este libro, pero que solo existen por medio del lector. 
Y cuando comienza la lectura, aparecen frases interrogativas y exclamativas, que hacen pensar. Un mecanismo simple y sencillo para activar la mente. 

En la simplicidad del método está su eficacia. Es muy difícil crear un mecanismo simple para incentivar la lectura, y he ahí mi admiración por este libro. El desafío para el niño no es tan complejo como para el adulto, ya que los niños aún se maravillan de las cosas simples, en cambio nosotros estamos acostumbrados a ver todo de forma racional. El libro presenta la ocasión para que los padres compartan con sus hijos; es un puente de comunicación, donde seguramente los niños ayudarán a sus padres a recuperar eso que lleva tanto tiempo dormido en su interior. 

Esta maravilla es una de las novedades de Editorial Zig-Zag en Chile, pertenece a la colección "Ojo  piojo", la cual reúne libros con características especiales: que inviten a ver el mundo desde otra perspectiva, a través de una participación activa del lector. 


Muchas gracias a Editorial Zig-Zag por el envío del ejemplar

Ricardo Carrión
Administrador del blog


lunes, 2 de octubre de 2017

Reseña Nº 182: Los hermanos Karamazov

Los hermanos Karamazov (1880)


ricardo-carrion
Fiódor Dostoievski (1821 - 1881)
Penguin Clásicos
1144 Páginas
Literatura Rusa

Dostoievski se encontraba en una etapa de su vida en que ya había sufrido muchas penurias y situaciones difíciles que le dejaron profundas huellas emocionales. Necesitaba dinero, y lo conseguiría trabajando en lo que más se destacaba: como escritor. Su primer libro publicado, "Pobres gentes" (1846), lo había posicionado lo suficiente en el mundo literario como para poder vivir de sus escritos, pero la tarea no sería fácil, los plazos para las entregas de los manuscritos eran muy exigentes. Trabajaba bajo mucha presión, tanto así, que no alcanzaba a releer lo escrito. Es en este período cuando se produce una seguidilla de publicaciones de sus libros: Crimen y castigo (1866), El jugador (1867), El idiota (1868), Los demonios (1872), Los hermanos Karamazov (1880). A medida que aquellas primeras publicaciones fueron dando sus frutos, poco a poco su tiempo de creación aumentó, y se propuso una tarea titánica: escribir su obra magna, el libro definitivo. Para ello quiso vertir todas las experiencias y reflexiones de su vida en este proyecto: Los hermanos Karamazov. 

Fiódor Pávlovich Karamazov es un terrateniente, y un ser repugnante y astuto. En sus años mozos, se casó con Adelaida Ivánovna Miúsova, una heredera de una notable fortuna y propiedades. Luego de contraer Matrimonio, Fiódor Pávlovich no solo le arrebató su dinero, sino que también intentó pasar a su nombre todas sus propiedades. De aquella unión, consolidada por el vil interés económico, nació Dmitri Fiodorovich Karamazov (Mitia), quien por las desavenencias de sus padres, terminó siendo criado por distintos parientes lejanos, incluido un criado; pasó por cuatro hogares diferentes, carentes de afecto. 

La segunda esposa de Fiódor Pávlovich Karamazov fue Sofía Ivanovna, de ella el lascivo terrateniente no quería su dinero, sino su juventud y belleza. Nuevamente un matrimonio impulsado por la interés, esta vez no económico. De aquella unión, nacieron dos hijos: Iván Pávlovich Karamazov y Alekséi Fiodorovich Karamazov (Aliosha). Ellos, al igual que su hermano mayor, fueron criados por extraños y lejos de la ciudad que los vio nacer. 

Los hechos se desarrollan muchos años después, cuando el viejo Fiódor Pávlovich tiene 55 años, el joven Aliosha 19, Iván 23 y Mitia 27. Ninguno había regresado a la ciudad con anterioridad, salvo Aliosha, que lo hizo solo un año antes. El regreso de los hermanos a buscar su herencia y a ajustar cuentas con su padre, desata los terribles acontecimientos que culminan con el brutal asesinato de Fiódor Pávlovich. 

Lo cierto, es que las relaciones entre este desconsiderado y brutal padre, y sus hijos, es pésima, sobre todo con Mitia, su hijo mayor. Tanto Aliosha, que siguió el camino del monasterio, impresionado por la sabiduría del ermitaño Zosima, e Iván, que se dedico al estudio concienzudo, tuvieron una mejor educación que Mitia, quien tiene un pasado como soldado, apostador y despilfarrador. Es por eso que Mitia, es el más interesado en adquirir el dinero que, según él, le corresponde. 

Pero no solo el dinero lo enemista con su padre, también el amor. La joven Agrafena Aleksándrova (Grúshenka), se interpone entre los dos. Fiódor Pávlovich, no ha desistido en su atracción por las jóvenes, y está dispuesto a pagar una cuantiosa suma de tres mil rublos, por una visita de ella. Esto no hace más que acentuar el odio de Mitia, quien arrebatado por la furia clama a gritos que asesinará a su padre. 

¿Para qué vive este hombre? No, díganme ustedes si se le puede permitir que siga deshonrando la tierra con su presencia". Pág. 141. 

Aliosha, por su inclinación sacerdotal, tiene mejores relaciones con su padre, y por lo mismo intenta mejorar la situación con él y sus hermanos. Iván por su parte, odia tanto a su padre como Mitia, pero es mucho más comedido en sus acciones y discursos. 

"En aquella confusión se podía uno perder por completo, y el corazón de Aliosha no podía soportar la ignorancia, porque su amor fue siempre de carácter activo. No podía amar pasivamente, y en cuanto tomaba cariño trataba de ayudar". Pág. 306.

Hasta que llega el momento del asesinato, en donde todas las evidencias apuntan a Mitia, quien además, tenía una millonaria deuda. Pero él declara su inocencia. La verdad del asesinato se revelará cerca del fin de la historia, que reafirmará la tesis de Dostoievski, sobre la salvación del alma paterna, a través de las acciones de sus hijos. 

¿Por qué en el fondo de mi alma me considero también un asesino? Pág. 909.

Y es justamente esta idea que baraja Dostoievski, la que le da forma a la novela. Estos tres hijos, más uno ilegítimo que aparece más tarde en el relato, confrontan a un padre pecador, llevando sus relaciones incluso hasta la violencia, tanto física como psicológica. Es una subversión del ideal de redención y resurrección del ser humano en la tierra. Y esa idea de subvertir, es lo que le da el brillo a la novela, el brillo de la decadencia y el patetismo extremo de sus personajes: Los condenados Karamazov, los malditos Karamazov. 

"Si no hay un Dios infinito, la virtud tampoco existe y no hace ninguna falta". Pág. 926. 

Sí, porque a los hermanos les duele estar vivos. En el fondo, la vida es una maldición para ellos, es el motivo principal del odio hacia su padre; traerlos al mundo, es el detonante que se oculta tras el interés por el dinero, que es un mero vehículo para apaciguar su dolor. 

"Busca la felicidad en el dolor". Pág. 145.

Y es a través del dolor donde el mal aprovecha para introducirse y hacer su voluntad. En la figura del diablo, que asoma solamente en forma de alusiones en las frases que utilizan los protagonistas, en una suerte de sinfonía voluntariamente imperceptible, que alcanza su crescendo cuando él mismo decide hacerse presente y materializarse frente al lector a través de las alucinaciones de Iván, en uno de los capítulos más extraordinarios del libro: La discusión entre Iván y el diablo. 

"Sé más discreto en tus mentiras o dejaré de escucharte. Tú quieres vencerme con el realismo, persuadirme de que existes, y yo no quiero creer en tu existencia. ¡No creeré en ella!". Pág. 938.

La idea de subvertir le resulta a Dostoievski, aunque para ello, deba alargar y estirar su novela, que incluso le da cierta deformidad estructural. Hay capítulos que parecen estar demás, sobre todo en el libro primero, donde se hace alusión a los monjes; pero para la idea general del autor, es una parte vital, que incorpora a pesar de que la estructura de toda la novela tambalee. Porque los monjes y el ermitaño tienen esa doble interpretación, de santidad y fracaso. Sus comportamientos se describen de tal forma que, el lector puede apreciar que comparten el mismo destino oscuro que el resto de la humanidad. Y para eso, acentúa esa decadencia con un narrador muy carismático, que se encarga de resaltar dicho destino. No es un narrador cualquiera, es un ser intermedio entre un personaje y el autor. Tiene la cualidad de hacerse invisible cuando no se requieren sus intervenciones, pero de pronto sorprende, aparece de entre el público y se dirige al lector, como un ente omnipresente que ha presenciado los hechos desde la penumbra.

"Que no me culpen, pues, si me limito a referir sólo lo que a mí, personalmente me produjo más impresión y lo que de manera particular se quedó grabado en mi memoria". Pág. 963.

Dostoievski podría estirar todo lo que quisiera la novela, y aún así su estructura no se derrumbaría, porque está construida en base a tres ideas principales: la existencia de Dios, la libertad y la razón. Utiliza el asesinato como un impulsor de esas ideas, pero en sí, el asesinato, no le da estructura. Lo que en cualquier otro libro sería lo principal, acá no tiene esa importancia. Es cierto que se genera cierto suspenso por descubrir la identidad del asesino, pero no va más allá. Lo que verdaderamente dirige la novela, son las ideas que desarrolla mediante los diálogos de los personajes. Y solo personajes que estén al límite, presionados por la vida, pueden dialogar con tanta pasión, discuten y echan fuera todo lo que los está destruyendo, todo lo que les causa dolor. La historia posee la tensión y los típicos artilugios de la novela criminal, pero solo es un elemento más. El crimen en sí, no es lo importante, sino lo que provoca en los hermanos, en los hijos; la revelación de lo que hay en su interior, su lucha moral personal. 

"Te respeto, pero sé que también yo soy hombre. En el hecho de que te respeto sin envidia, se revela mi dignidad humana ante ti". Pág. 486. 

Una historia así no resultaría si los personajes no estuvieran bien construidos. Todos tienen cualidades particulares que ayudan a Dostoievski a exponer sus razonamientos, pero en conjunto, también lo hacen. Los hermanos y el padre, esa familia disfuncional, es el núcleo, desde donde se van ramificando líneas argumentales a través de sus particularidades. 
Son personajes profundos y complejos, con problemas, angustiados, existencialmente abatidos. Su melancolía brilla, brilla tanto que el paisaje carece de importancia, el lector solo ve su presencia, y no necesita de nada más, no son necesarias las descripciones de lo que los rodea. Y cuando se reúnen dos o más, ya no importa dónde estén, sino qué es lo que discuten; su mundo interior elimina el exterior. 

El libro no es para devorarlo en una tarde, está dividido de tal forma que se puede leer por secciones en el tiempo. Muchas veces se desvía de la trama principal, y te lleva hacia historias que parecen ajenas al relato criminal. Pero no son más que reminiscencias de lo que en un principio se trataba de una novela sobre los niños y la infancia. No es un libro para un lector que espere una simple novela criminal, sino una novela de ideas sobre la vida, sobre los principales cuestionamientos existenciales de los hombres.

"Me maravillé entonces de que las ideas más sencillas y claras tarden tanto en aparecer en nuestra mente". Pág. 488.
Ricardo Carrión
Administrador del blog

viernes, 29 de septiembre de 2017

Curiosidades: Dostoievski

Trece Curiosidades sobre Dostoievski


Como me encuentro leyendo "Los hermanos Karamazov", he tenido que indagar un poco en la vida del escritor ruso. Me gusta saber ciertos datos biográficos de los escritores, para comprender mejor sus libros. En este caso, he podido ver con otros ojos la novela de los hermanos Karamazov. Saber de la vida de Dostoievski, el tiempo en que escribió la obra y los sucesos que vivió antes y durante el proceso de escritura, me ha dado una mejor perspectiva sobre la inclusión de muchos elementos que no sabía el por qué de su ser. Aprovechando esta información, he decidido compartirla por medio de esta entrada en forma de curiosidades literarias, como preámbulo a la reseña que pronto haré del libro. Vamos entonces con las curiosidades:

1.- Su nombre completo es: Fiódor Mijáilovich Dostoievski

2.- Su padre fue asesinado en circunstancias oscuras. Dostoievski se sentía culpable indirectamente.

3.- Su primer libro fue "Pobres gentes". Dejó su manuscrito sin ninguna esperanza al editor de la revista "El contemporáneo", tanto así, que llegó a su cada a dormir, pero fue despertado a las cuatro de la mañana por el editor personalmente, para felicitarlo por su obra, la que fue publicada con gran éxito en la revista.

4.- Su segunda novela "El doble", que según muchos críticos fue su mejor obra. No tuvo ningún impacto.

5.- Fue arrestado y condenado por formar parte de un grupo intelectual. La sentencia fue ocho años de trabajos forzados en Siberia, pero le fue oculta momentáneamente a él y a sus compañeros. Antes, les hicieron creer que los fusilarían. Hicieron todos los procedimientos y antes de disparar, les dijeron la verdad. Uno de los compañeros de Dostoievski enloqueció.

6.- Tuvo una terrible pasión por el juego, por la que debía huir de los acreedores. Esta condición, lo llevó a escribir "El jugador".

7.- Al morir su hermano, decidió voluntariamente hacerse cargo de su familia. Con muchos problemas económicos, se dedicó a trabajar bajo mucha tensión por lograr los plazos en que pedían sus escritos. Bajo ese duro régimen, nacieron sus mejores obras: Crimen y castigo, El jugador, El idiota, Los demonios y Los hermanos Karamazov.

8.- Fue Los hermanos Karamazov, el libro que le dio la fama. Su obra más alabada y destacada por el público.

9.- Mientras escribía Los hermanos Karamazov, murió su pequeño hijo de dos años y nueve meses, Aliosha. En honor a él, el héroe de la novela lleva su nombre, y muchas de las características que Dostoievski veía esperaba de su hijo.

10.- Fueron duros tres años los que se mantuvo escribiendo "Los hermanos Karamazov". Del cual planeó una segunda parte, pero murió en medio de su creación.

11.- Inicialmente, Los hermanos Karamazov, fue planeada como una novela sobre los niños y la infancia, para luego transformarse en un proyecto diferente, donde el autor se jugaba toda su vida y su carrera.

12.- Dostoievski padecía de epilepsia, sufría ataques que lo dejaban exhausto y postrado en la cama durante días. Heredó esta condición a su hijo.

13.- En sus obras aparecen personajes que presentan esta enfermedad, como también, demencia senil, histeria, y psicopatías.

Espero les haya gustado la entrada

Ricardo Carrión
Administrador del blog

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Reseña Nº181: La guerra de los mundos

La guerra de los mundos (1898)

ricardo-carrion
H.G. Wells (1866 -1946)
Penguin clásicos
220 páginas
Ciencia ficción


La guerra de los mundos es un clásico indiscutible de la ciencia ficción, se desarrolla a finales del siglo XIX, en la Inglaterra victoriana. Las ideas que propone Wells, fueron la base para las actuales historias que todo amante del género disfruta. En aquella época, su imaginación logró impresionar al público. Hoy en día, puede que leamos con otros ojos este libro, ya que casi 120 años después, ya no nos impresiona tanto una simple invasión marciana.

Siguiendo la línea de su libro "La máquina del tiempo", nos presenta a un personaje que narra la historia en primera persona y, también, utiliza el punto de vista de otro personaje para complementar.  La historia es narrada seis años después de los hechos. Además, el protagonista y narrador, carece de identidad, no sabemos nada de él, salvo que tiene cierta base científica, y conocimientos en varias áreas del saber.

Para llegar a ser el cronista de tamaño evento, el protagonista tiene la fortuna de haber estado en los lugares adecuados para presenciar los hechos desde el principio hasta el fin. Eso le da una perspectiva general, que hace meritorio el leer su historia. Al parecer, formaba parte de un círculo de científicos, que lo puso en evidencia de unos extraños eventos astronómicos ocurrido en el planeta Marte. Debido a tamaña noticia, muchos astrónomos dirigieron sus telescopios hacia el vecino planeta rojo. Fue así, como un día, invitado por el famoso astrónomo Ogilvy, nuestro cronista llega al observatorio de Ottershaw. Desde allí pudo presenciar extraños destellos en la superficie de Marte, que tiempo después asociaría con unos misteriosos cilindros espaciales que comenzaron a caer en la Tierra.

Así da inicio a la invasión marciana. Es posible que muchos nos dejemos llevar por el título, pero la realidad es que no se trataba de una guerra, sino de una pequeña incursión de unos pocos marcianos, quienes portaban ciertos implementos para preparar la llegada de más de los de su especie. Esa pequeña avanzada, traía en sus cilindros máquinas y armas que se dedicaron a ensamblar frente a la atónita vista de los seres humanos, que no sabían qué hacer. Una vez que la humanidad se dio cuenta de las intenciones bélicas de los seres del espacio, decidieron detenerlos, pero, en pleno período victoriano, las armas humanas, apenas podían contrarrestar la tecnología marciana. Cuyas máquinas más peligrosas eran unos trípodes enormes, que portaban un poderoso rayo calórico.

Los primeros cilindros en caer lo hicieron a las afueras de Londres, muy cerca de la residencia de nuestro cronista, él relata todos los hechos con detalle, desde la caída, hasta la aparición de los primeros trípodes. A medida que los marcianos avanzaban, pequeños puñados del ejercito británico los enfrentaba, pero siempre que lograban hacer algún daño a los colosales trípodes, los marcianos ideaban una forma rápida y eficiente de contrarrestarlos; ellos no peleaban, simplemente hacían un lado a los humanos.

Para dar una visión completa de lo que sucedía, Wells cambia la perspectiva de la narración. Utiliza un supuesto hermano del narrador, que estudia en Londres, y que, al contarle su experiencia, este la traspasa a su relato. Así nos informa sobre el ambiente que se vivía en la capital, mientras los trípodes destruían los campos de las afueras. Es en ese momento cuando Wells, empieza a deslizar su crítica social, deja en evidencia el automatismo de la vida en la ciudad. Las personas son completamente indiferentes a las pocas noticias que llegan, a nadie le importa lo que les suceda a los otros, mientras no les toquen su círculo más cercano. La rutina se impone y todo el mundo sigue como si nada.

"Pero en su mayor parte continuó como siempre la rutina de trabajar, comer, beber y dormir. Parecía que el planeta Marte no existiera en el universo". Pág. 60. 

Lo que sucedía en las afueras ocasionó la llegada a la capital de mucha personas que huían, los caminos comenzaron a colapsar, y cuando los marcianos llegan a definitivamente a Londres, se produce una estampida brutal, todos se atropellan, escasean los alimentos y el ser humano nuevamente saca su peor cara.

"Y no era una marcha disciplinada, sino una estampida gigantesca y grotesca, sin orden y sin rumbo: seis millones de personas, desarmadas y sin provisiones, avanzando sin pausa. Aquello fue el comienzo del derrumbe de la civilización, de la hecatombe de la humanidad". Págs. 134-135.

En medio del caos y la destrucción, cuando ya no le quedaba esperanza a la humanidad, ocurre un giro inesperado que le devuelve el aliento a nuestra indigna raza humana.

"Esto no es una guerra, nunca lo fue. Tampoco las hormigas pudieron hacernos la guerra a nosotros". Pág. 189. 

Gran parte de la historia se centra en cómo los humanos se comportan frente a esta invasión, y no me refiero a las fuerzas armadas, sino al público en general; al ciudadano común. Wells se preocupa de sacar lo peor del ser humano cuando se pone en peligro su propia integridad. Lo demuestra cuando describe los grupos de personas huyendo y sin alimento, y a través de ciertos personajes específicos con los que se va encontrando el cronista en su camino.

Tampoco se describe una guerra en el libro, no hay un choque entre dos grandes ejércitos, sino pequeños enfrentamientos aislados entre unos pocos marcianos y humanos; cañones versus el rayo calórico, una contienda desigual.

"Todavía no se ha podido aclarar cómo lograban los marcianos matar hombre con tanta rapidez y tal silencio. Muchos opinan que en cierto modo pueden generar un calor intensísimo, en una cámara completamente aislada. Este calor intenso lo proyectan en un rayo paralelo por medio de un espejo parabólico de composición desconocida, tal como funcionaba el espejo parabólico de los faros". Pág. 52.

Debido a que Wells utilizó un narrador en primera persona, limitó un poco su relato a un solo punto de vista, es por eso que los enfrentamientos no se pueden describir de la forma en que realmente pudieron ser: a gran escala. Su protagonista también careció de brillo propio, su misma identidad incógnita lo hace ser un simple espectador de sucesos exteriores y deja de lado su propia interiorización. Le falta caracterización, algo que llame la atención del lector. Eso hizo que el relato decayera constantemente, se convierte en una narración de hechos despersonalizada, casi robótica y a veces repetitiva, lo que hace difícil mantener el ritmo de la lectura.

Sin embargo, el punto fuerte del libro, es que las ideas de Wells se sienten y creen posibles. Lo que imagina es explicado de un forma contundente. Y esas explicaciones son las que causan impresión en el lector, y logran darle el empuje que tanto le hacía falta a la novela. Hay descripciones sensacionales de los marcianos, su forma de alimentarse, de pensar, su adaptación a la atmósfera terrestre versus la de la superficie marciana y su anatomía. Las máquinas que utilizan, los trípodes, el rayo calórico y otras armas, parecen de otro mundo, todo está muy bien pensado, Wells se luce. Hay una base científica para todo, una explicación evolutiva.

Y el final de la historia, termina por impresionar, puede que en nuestro tiempo ya no sea un final tan novedoso, pero lo cierto es que las página avanzaban y no había forma de que se solucionara el conflicto, ya no quedaba nada, cuando un giro genial sorprende, realmente me tomó desprevenido y me dejó muy satisfecho. A pesar de que en algunas partes decae harto la intensidad de la narración, es un libro muy recomendable, hay ideas geniales que seguirán vigentes por mucho tiempo más, Wells no será olvidado tan fácilmente.

ricardo-carrion


"Nos han robado aquella serena confianza en el futuro, que es la más segura fuente de decadencia". Pág. 218. 

Ricardo Carrión
Administrador del blog



jueves, 21 de septiembre de 2017

Tres libros para comenzar a leer a Agatha Christie

¿Con qué libros comenzar con Agatha Christie?



Todavía quedan muchas personas que no han leído nada de esta autora, y siempre necesitan un poco de orientación. Lo bueno, es que muchos de sus libros son bastante económicos y, por lo tanto, de fácil acceso. Pero existen títulos que, a pesar de su bajo costo, no se encuentran disponibles. Es por eso que voy a recomendar tres libros que normalmente están siempre disponibles en el mercado; se reeditan constantemente, además se cuenta con la ventaja de que son autoconclusivos; no necesitan leer otro con anterioridad. Por lo tanto, el lector ansioso tendrá más posibilidades de iniciarse con la autora, ya que tendrá más posibilidades de encontrar dichos títulos. Sobre todo "Asesinato en el Orient Express", del cual pronto se realizará una adaptación cinematográfica, partamos con él. 

Asesinato en el Orient Express


Esta novela es una de las tantas de la Saga del belga Hércules Poirot, quizás su detective más famoso, y uno de mis detectives clásicos favoritos. En esta ocasión, Poirot, viene de resolver un caso en Siria, y luego de concluirlo exitosamente, comienza su regreso a Inglaterra desde Estambul, a través del Orient Express. Lo que parecía ser un viaje tranquilo para el célebre detective, termina convirtiéndose en un nuevo caso de asesinato, y no uno cualquiera. En medio de la noche, el tren se ha detenido, la nieve no lo deja avanzar y, cuando todos duermen, un grito da la alarma: alguien ha sido asesinado. 

Lo que me gusta de esta historia es que Poirot está presente de principio a fin; es por eso que la recomiendo. Muchas veces Christie en sus otras entregas, nos relata el problema y los hechos, para luego hacer entrar en escena a Poirot. Pero en esta ocasión, todos los acontecimientos se describen  involucrando desde el inicio al orgulloso detective con cabeza de huevo. Durante el viaje, su naturaleza curiosa lo hace observar detalladamente a los pasajeros e incluso llega a escuchar extraños diálogos que más tarde podrá relacionar con el crimen.

Él es un detective netamente cerebral, le gusta sentarse cómodamente en su sillón al lado de la chimenea y sólo necesita conocer los hechos para poner a funcionar sus famosas células grises, hasta que logra dar con la solución.

En esta novela, Christie, que conoce mejor que nadie a su detective, lo pone en tierra fértil, le inserta alrededor todo lo que le acomoda, todo lo que le encanta. Pasajeros sospechosos, en donde uno de ellos podría ser el asesino; un vagón, donde no pudo entrar ni salir nadie; un ambiente cómodo para poder usar su cerebro, y hacer uso de una de sus mejores técnicas de investigación, donde pocos detectives podrían superarlo: "El interrogatorio". 

Asesinato en Mesopotamia



Mi recomendación de "Asesinato en Mesopotamia" tiene que ver con su disponibilidad, y a la vez con su intrincada trama. En esta ocasión, Poirot, no aparece desde el inicio como en "Asesinato en el Orient Express", aquí Christie prepara una trama, presenta personajes, un problema y un asesinato, para luego hacer entrar a Poirot en escena. Utiliza a una de las protagonistas como cronista. La enfermera Amy Leatheran, de 32 años, contará la historia desde su perspectiva, en primera persona pasado. Ella se hará cargo de la esposa de un famoso Arqueólogo: Mr. Leidner, quien se encuentra a la cabeza de una importante excavación en el desierto Iraquí. Su esposa sufre de una supuesta paranoia, la cual, la enfermera intentará aliviar. La comitiva que acompaña al Arqueólogo, es muy variada. Todos se alojan en un edificio con una estructura bastante particular, ya que asemeja la de una cuarto cerrado, lo que incrementa el misterio cuando se produce el asesinato. 
Recién en el capítulo XIII aparece Poirot. Como no estaba presente, utiliza una técnica típica de él: indagar en el pasado de la víctima. Aprendiendo de su vida, logrará atar los cabos para dar con un temible asesino, que no dudará en volver a matar si su identidad corre peligro. 


Diez Negritos


Este es uno de los libros más populares de la autora, no pertenece a ninguna serie. Es completamente independiente del universo de sus detectives habituales. 
La historia es bastante simple. Existe en la costa de Devon una isla llamada "La isla del Negro", en la cual, un antiguo millonario edificó una residencia lujosa. Ocho personas son invitadas de forma muy ingeniosa a aquel lugar, donde no tardan en llegar muy entusiasmados. La residencia sólo cuenta con dos empleados, dando un total de diez personas en la mansión, ni una más ni una menos. Luego de un curioso suceso, quedan completamente aislados en aquel misterioso lugar.


Cuando todos los invitados se sientan a cenar, se dan cuenta de la existencia de unas pequeñas figuras de porcelana, que se encuentran en el centro de la mesa; representan diez negritos. Mientras disfrutan de un momento agradable, un gramófono comienza a sonar. Lentamente una voz fuerte y clara va acusando a cada uno de ellos, de un crimen que cometieron y resultaron impunes.

Siguiendo al pie de la letra el texto de un poema infantil, cada una de las personas comienza a ser asesinada, mientras simbólicamente, por cada muerte, una figura de porcelana desaparece. 


Ricardo Carrión
Administrador del blog 

lunes, 18 de septiembre de 2017

Frases de La senda del perdedor

Las mejores frases y fragmentos de La senda del perdedor


ricardo-carrion
Charles Bukowski (1920-1944)
288 páginas
Anagrama

¡Hola lectores!


Esta es una entrada de recopilación. Luego de leer y reseñar La senda del perdedor de Bukowski, me di cuenta que habían muchas y frases y fragmentos que no pude incluir en la reseña. Y no quería que se perdieran. Muchas veces una simple frase te puede motivar a leer un libro, así que dejo muchas de este libro para invitarlos a leerlo. 


Nota: Las últimas frases están en rojo, no porque sean especiales, sino porque blogger no me dejó cambiar el color. jaja. 

Capítulo 8


Lo mejor del dormitorio era la cama. Me gustaba estar en la cama durante horas, incluso de día, con las sábanas subidas hasta la barbilla. Allí se estaba bien, nunca ocurría nada. No había gente, nada. Pág. 35.

Capítulo 11


"Los chicos de miranda se rajaron después de aquello. No sabían cómo recuperarse. Venían de un barrio rico, no sabían lo que significaba luchar por recuperarse". Pág. 45.

Capítulo 13


-Henry, ¿Quieres a tu madre?
Yo la verdad es que no la quería, pero la vi tan triste que le dije que sí. Pág. 48.

"Esta cosa de joder estaba bien. Le daba a la gente cosas extra en que pensar". Pág. 52.

Capítulo 15


"Todo lo que necesitaba una persona era una oportunidad. Siempre había alguien controlando quién podía tener una oportunidad y quién no". Pág. 58.

Capítulo 19

"Así que eso era lo que querían: mentiras. Mentiras maravillosas. Eso es todo lo que necesitaban. La gente era tonta". Pág. 80

Capítulo 21

"Todos proveníamos de familias víctimas de la Depresión y la mayoría habíamos sido mal alimentados, aunque por una extraña paradoja habíamos crecido enormemente. La mayoría de nosotros, creo, no había recibido el menor amor por parte de su familia, y tampoco lo necesitaba de nadie". Pág. 87.


Capítulo 26

"Mi madre iba cada mañana a su mal pagado trabajo y mi padre, que no tenía trabajo, también salía cada mañana. Aunque la mayoría de los vecinos estaban sin empleo, él no quería que advirtieran que estaba parado". Pág. 109.


Capítulo 27

"Algo había ocurrido. Las toallas del baño lo sabían. La cortina de la ducha lo sabía, el espejo lo sabía, la bañera y el retrete lo sabían. Mi padre se giró y salió por la puerta. Él lo sabía. Era mi última paliza. Al menos proveniente de él". Pág. 119.


Capítulo 31

-¿Qué es lo que haces durante todo el día?
-Me quedo en la cama
-Eso es terrible
-No, es agradable. A mí me gusta. Pág. 132.

"Experimentaban con los pobres y, si funcionaba, utilizaban el tratamiento con los ricos. Y si no funcionaba, aún había un montón de pobres para experimentar con ellos". Pág. 134.


Capítulo 33

"No valía la pena confiar en ningún otro ser humano. Los hombres no se merecían esa confianza". Pág. 142.

Capítulo 35

"Y entonces vino Hemingway. ¡Qué subyugante! Sabía cómo escribir una línea. Era puro gozo. Las palabras no eran abstrusas sino cosas que hacían vibrar tu mente. Si las leías y permitías que su hechizo te embargara, podías vivir sin dolor, con esperanza, sin importarte lo que pudiera sucederte". Pág. 149. 

"Turguéniev era un tipo muy serio, pero podía hacerme reír porque el encontrar una verdad por primera vez puede ser muy divertido. Cuando la verdad de alguien es la misma que la tuya y parece que la está contando solo para ti... eso es fantástico". Pág. 150.


Capítulo 36

"Si te doy un dólar a la semana, eso significará 52 dólares por año, lo que significa que tengo que trabajar una semana más sólo para pagarte a ti. 
No respondí, pero pensé: Dios mío, si piensas de ese modo, artículo por artículo, entonces no puedes comprar nada: pan, sandía, periódicos, harina, o espuma de afeitar. No dije nada más porque cuando odias, no mendigas". Pág. 151.

Capítulo 38

"Las chicas eran un imposible fuera de mi alcance, y por eso aparentaba que no existían". Pág. 157.


Capítulo 39


"Cuando la adversidad alcanzara sus vidas posiblemente llegara demasiado tarde o fuera demasiado poderosa. Yo estaba preparado." Pág. 166. 


Capítulo 40

"Los padres de los chicos ricos solían ser más patrióticos porque tenían más que perder si el país se hundía. Los padres pobres eran bastante menos patrióticos, y a menudo solo lo profesaban porque los habían educado así o era lo que se esperaba de ellos. Subconscientemente sabían que no les iría peor si los rusos, o los alemanes, o los chinos, o los japoneses, gobernaran el país, sobre todo si tenían la piel oscura". 

Capítulo 41


El problema era que tenías que seguir escogiendo entre lo malo y lo peor. Hasta que al final no quedaba nada. A la edad de 25 la mayoría de la gente estaba acabada. Todo un maldito país repleto de gilipollas conduciendo automóviles, comiendo, pariendo niños, haciéndolo todo de la peor manera posible, como votar por el candidato presidencial que más les recordaba a ellos mismos". Pág. 172.

Yo no tenía ningún interés. No tenía interés en nada. No tenía ni idea de cómo lograría escaparme. Al menos los demás tenían algún aliciente en la vida. Parecía que comprendían algo que a mí se me escapaba... Tan sólo quería escaparme de ellos, pero no había sitio donde ir. ¿Suicidio? Jesucristo, tan solo más trabajo. Deseaba dormir cinco años, pero no me dejarían. Pág. 172.

"Todo el mundo tenía que doblegarse y encontrar un molde donde encajar. Doctor, abogado, soldado... no importaba lo que fuera. Pág. 174.

Capítulo 44


Yo era pobre e iba a continuar siéndolo. Pero tampoco deseaba especialmente tener dinero. No sabía qué es lo que quería. Sí, lo sabía, deseaba algún lugar donde esconderme, algún sitio donde no tuviera que hacer nada. El pensamiento de llegar a ser alguien no sólo no me atraía sino que me enfermaba.

"Ir a algún sitio para trabajar todos los días y después volver. Era imposible. Hacer cosas normales como ir a comidas campestres, fiestas de navidad, el 4 de Julio, el día del trabajo, el día de la madre... ¿acaso los hombres nacían para soportar esas cosas y luego morir? Prefería ser un lavaplatos, volver a mi pequeña habitación y emborracharme hasta dormirme". 

Los odié. Odié su belleza, su juventud sin problemas, y mientras los miraba danzar a través de los remansos de luz mágicamente coloreada, abrazándose entre ellos, sintiéndose tan bien, como niños inmaculados en gracia temporal, los odié porque tenían algo que yo aún desconocía, y me dije a mí mismo de nuevo: "Algún día seré tan feliz como cualquiera de vosotros, ya lo veréis." Ellos siguieron bailando y yo repetí mi promesa. Pág. 193

Capítulo 45


"... creo que la gente solo piensa en las injusticias cuando les suceden a ellos." Pág. 197.

Capítulo 47


Lo que yo quería era vivir en una cueva en el colorado con víveres y comida para tres años. Me limpiaría el culo con arena. Cualquier cosa, cualquier cosa que evitase que me ahogase en esta existencia monótona, trivial y cobarde. Pág. 209. 

"Qué tiempos tan frustrantes fueron aquellos años: tener el deseo y la necesidad de vivir pero no la habilidad". Pág. 214.

Capítulo 48


"Recordé lo que Iván había dicho en Los hermanos Karamazov. ¿Quién no desea asesinar a su padre?" Pág. 217.

Capítulo 52


"Además yo había leído por ahí que si un hombre no creía o entendía verdaderamente la causa a la cual se adhería de algún modo podía ser más convincente". Págs. 236-237.

Capítulo 53


"El beber era lo único que evitaba que un hombre se sintiera desplazado e inútil. Todo lo demás era luchar y luchar, abriéndose paso a tajos. Y nada era interesante, nada. Todo el mundo era igual, reprimiéndose y controlándose. Y yo tenía que vivir con esos mamones el resto de mis días". Pág. 245. 

"¿Era yo el único en agobiarme por un futuro sin posibilidades?" Pág. 245.

"Yo había escrito diez o doce historias cortas. Dale a un hombre una máquina de escribir y se convierte en escritor". Pág. 246.


Capítulo 58


"La vida del hombre normal y sano era tediosa, peor que la muerte. Parecía no haber alternativa posible. Y la educación también era una trampa. La poca educación a la que me había permitido acceder me había hecho más suspicaz. ¿Qué es lo que eran los doctores, abogados y científicos? Tan solo eran hombres que habían permitido que los privaran de su libertad de pensar y actuar como individuos". Pág. 275. 

"Ahí sentado bebiendo consideré la idea del suicidio, pero sentí un extraño cariño por mi cuerpo, por mi vida. A pesar de sus cicatrices y marcas, me pertenecían. Pág. 276.

"Los pobres tenían derecho a follar para abrirse camino entre sus pesadillas. Sexo y alcohol, quizás un poco de amor. Era todo lo que tenían". Pág. 276.

Ricardo Carrión
Administrador del blog

domingo, 17 de septiembre de 2017

Soy nuevo en Instagram

El blog tiene Instagram



¡Hola a todos! 


Esta es un entrada informativa. Hace algunas semanas abrí un Instagram para el blog. Luego de muchos intentos fallidos debido a mi torpeza jaja, logré tener una cuenta estable y estoy en proceso de conseguir seguidores. Ahora que ya estoy seguro de que funciona y no se me cerrará, me gustaría invitar a todos a seguirme, y claro, yo los sigo de vuelta. 

Agradecería consejos sobre cómo llevar un Instagram, cualquier consejo me vendría bien, me los pueden dejar en los comentario, junto con su user para seguirlos de vuelta. 

En Instagram soy: @ricardocarrionblog

Soy novato en esa red social y estoy bastante entretenido descubriendo todas sus funciones. Me encantaría poder interactuar con ustedes por ahí. 
Eso sería todo. Muchas gracias por leerme. 


¡Saludos!
ATTE.


Ricardo Carrión
Administrador del blog